Científicos no logran descubrir por qué nos sonrojamos

La timidez y el sonrojarse muchas veces parecen ir de la mano. Ante situaciones que nos comprometen, que nos descubren , o que simplemente nos incomodan, muchas veces el ser humano suele “ponerse colorado”, algo que delata el estado que el otro provocó en uno, en una reacción del cuerpo que es imposible de controlar y mucho menos, de evitar.

Lo cierto es que sonrojarse ha sido tema de estudio y debate entre científicos desde hace años, sin lograr llegar a un acuerdo, ni a encontrar la causa de por qué extraño motivo el cuerpo reacciona de esta forma. Esta reacción entra dentro de la teoría de la evolución, pero es algo que dentro de ella aún no tiene explicación, según el profesor del comportamiento de primates de la Universidad de Emory en Georgia (EE.UU), Frans de Wall.

El profesor indicó: “Somos los únicos primates que nos sonrojamos en repsuesta a situaciones embarazosas, o cuando nos sorprenden diciendo una mentira, y uno se pregunta por qué necesitamos una señal tan obvia para comunicar estos sentimientos”. Estas declaraciones las publicó en la revista científica británica “New Scientist”. La revista publicó este informe con motivo del aniversario de los 200 años del nacimiento de Darwin.

Pero este no es el único problema que aqueja a los científicos, ya que parece haber inquietudes aún mayores, en tal publicación indicaron que desde el punto de vista de la evolución, tampoco hay explicaciones para el orígen de la vida  misma.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *