Dietas con bajas calorías contribuyen a tener una mejor memoria

La timidez y el sonrojarse muchas veces parecen ir de la mano. Ante situaciones que nos comprometen, que nos descubren , o que simplemente nos incomodan, muchas veces el ser humano suele “ponerse colorado”, algo que delata el estado que el otro provocó en uno, en una reacción del cuerpo que es imposible de controlar y mucho menos, de evitar.

Lo cierto es que sonrojarse ha sido tema de estudio y debate entre científicos desde hace años, sin lograr lelgar a un acuerdo, ni a encontrar la causa de por qué extraño motivo el cuerpo reacciona de esta forma. Esta reacción entra dentro de la teoría de la evolución, pero es algo que dentro de ella aún no tiene explicación, según el profesor del comportamiento de primates de la Universidad de Emory en Georgia (EE.UU), Frans de Wall.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *