Las personas con vida social activa, sufren menor riesgo de padecer demencia

La ciencia continúa descubriendo al ser humano, investigándose en cada estudio cada vez son más los resultados obtenidos, encontrando la causa de enfermedades, el efecto demedicamenteos y la razón de cada reacción y rasgo del hombre. Lo último de la ciencia indica haber descubierto que aquellas personas de personalidad tranquila y sociable, tienen menor riesgo de padecer demencia.

De esta forma, la personalidad con la actitud mental se encuentran ligados por primera vez gracias a este descurimiento, al cual llegaron expertos del Instituto Karolinska de Estocolmo tras una exahustiva investigación. Según los resultados, las personas introvertidas se estressan con mayor facilidad que aquellas sociables, adquiriendo neuroticismo. Los resultados que ampliamos a continuación fueron publicados por la revista Neurology, editada por la Academia de Neurología de estados Unidos.

Al resultado se legó tras estudiar durante seis años a 506 personas mayores, su estilo de vida y rasgos de personalidad. Las personas con poca actividad social presentaron un riesgo del 50% menor en comparación con aquellos que se angustian facilmente. Estos estudios recuerdan aquellos que demostraron cómo la angustia afecta al hipocampo, un sector del cerebro que puede influír en el desarrollo de la demencia

Por lo tanto aquellas personas que tengan una vida social activa, reducen el riesgo de sufrir alguna enfermedad mental. Uno de los rasgos positivos que se rescatan de esta investigación, es que con la modificación de actitudes ante la vida y de las actividades realizadas, se podría evitar este tipo de trastornos.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *